Uno de nuestros grandes retos fue cambiar los métodos de producción tradicional y artesanal y adaptarlos a una fabricación industrial y automatizada, para conseguir homogeneizar nuestros productos a lo largo de todo el año.